HUMOR Y MEMES EN TIEMPOS DE PANDEMIA - Instituto de Gestión del Cambio
17987
post-template-default,single,single-post,postid-17987,single-format-standard,tribe-no-js,page-template-mnt-web007-c3-03-52980303-htdocs-wordpress_15-wp-content-themes-bridge-page-php,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

HUMOR Y MEMES EN TIEMPOS DE PANDEMIA

El año 2020, el Covid-19 propulso a los humanos de todo el mundo a un universo casi paralelo.
Nunca en la historia tantas personas habían dependido tanto y en el mismo tiempo de los servicios médicos. Nos encontramos en una situación sin precedentes que ha podido ser comparada con la guerra. El contagio acecha y esta espada de Damocles suspendida encima de nuestras cabezas ha creado un intenso estado general de miedo y de ansiedad.

Paradójicamente, como para restar importancia a la situación y al temido virus, a lo largo de esta persistente pandemia, el humor no ha cesado de florecer en las redes sociales que, desde un inicio, empezaron a bombardear memes, algunos de humor negro, fotos, chistes, dibujos, mensajes paródicos, fotomontajes, juegos de palabras, publicaciones humorísticas sobre el almacenamiento de pasta y papel higiénico etc… “Es la primera vez que algo hecho en China ha durado tanto” reza por ejemplo un Twitter.
Y es que burlarse del comportamiento de los demás durante la pandemia o bromear sobre el virus, las cuarentenas, el confinamiento, tiene efectos beneficiosos sobre nuestra salud mental. La risa y el humor son los mejores antídotos, como siempre han dicho los médicos y los psicólogos. Porque es mejor reírse de todo, aportar un toque de ligereza a una vida cotidiana opresiva y, sobre todo, mantener el vínculo con nuestras tribus: familia, amigos, colegas… momentos de risa espontánea que enviamos a toda velocidad para compartirlos con nuestros seres queridos a través de Facebook, WhatsApp, Instagram…

En la fantástica imagen que vemos aquí, parodiando el célebre cuadro de Leonardo Da Vinci, Jesús invita a sus apóstolos a una Cena virtual en Zoom y se asegura de que Judas, queprobablemente llega tarde, ya sabemos por qué, está debidamente conectado. Se crea un guiño, un vínculo de connivencia cultural con los espectadores de la imagen que descodifican el doble significado, pasado y actual, del relato del cuadro.
Este sublime mecanismo, específicamente humano, crea una brecha en la realidad y permite transformarla, mirándola de otra manera; es una forma de situarse en la vida y de reinterpretar el mundo en el que se evoluciona; según Freud, “el humor es la superación del trágico sentido de la realidad”.

El humor es nuestro soplo de aire fresco, nos permite minimizar la situación, nos da la sensación de que la controlamos un poco en lugar de sufrirla por completo desde la impotencia y la indefensión. Es el mecanismo de defensa y de resiliencia más complejo que tenemos los humanos para seguir sintiendo que existimos. De hecho, usar el humor en situaciones extremas que provocan ansiedad, es un acto de supervivencia que salva vidas y restaura nuestra dignidad frente a la adversidad. Por eso decimos que el humor no es otra cosa que la elegancia de la desesperación.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.