A propósito de la Innovación - Instituto de Gestión del Cambio
16184
post-template-default,single,single-post,postid-16184,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

A propósito de la Innovación

Este tema se encuentra a la una de todas las revistas que tratan de Management.

¿Sera moda, consecuencia de la crisis, presión de la competencia o emergencia de nuevas formas de management?

 

Quizás todo esto a la vez pero si el concepto de innovación  se está imponiendo habrá que adelantarse.

Una nueva dinámica está en marcha y, como siempre, los principales flujos de pensamiento vienen de USA y se extienden globalmente por todas las redes de Internet.

Pero ¿Cómo suscitar la innovación y como gestionarla?  

 

Hasta ahora, las escuelas han formado MBA, parece que ha llegado el momento de proveer las empresas de MBI  (Master of Business Innovation) y de CIO (Chief Innovation Officer).

La innovación tiene que ser un componente de la estrategia global de la empresa, pero debe estar integrada en una “visión” que oriente las investigaciones y asegure la coherencia global de los proyectos.

La Innovación puede ejercerse sobre los  productos, los servicios, los segmentos de clientes… pero también sobre los valores de la empresa, su imagen, su calidad etc…

Una estrategia diferenciadora exitosa reposará, al mínimo, sobre estos 4 pilares:

  1. Una visión, un objetivo estratégico  materializado en un Plan que precise con detalle la finalidad, las oportunidades, los cambios que se van a implementar y los medios que se van atribuir (herramientas competencias, recursos financieros o humanos, procesos…)
  2. Fuerte compromiso del CEO y de los managers, con el apoyo eventual de un CIO. La Innovación tendría que figurar en la agenda de todos los Comités de Dirección para crear “tensiones creativas” al respecto.
  3. Movilización de la inteligencia colectiva. Se trata de crear un terreno fértil para que nazcan nuevas ideas (equipos multidisciplinarios reunidos en “ágoras de ideas”), cambios culturales, valoración de las ideas, comunicación continua, tanto hacia los empleados como hacia los clientes.
  4. Seguimiento estratégico. La Innovación exige ser pilotada continuamente gracias a la creación de procesos que permitan recoger, filtrar, estructurar y valorar de manera objetiva las propuestas de innovación. También se tratará de concretar rápidamente las mejores propuestas para sacarles el mejor partido.

 

Carmen Caillot | Directora de Conocimiento de iMm

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.